info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

La diversidad de alumnos con distintas capacidades en el aula es beneficiosa

La diversidad de alumnos con distintas capacidades en el aula es beneficiosa


Cuando nuestro hijo progresa adecuadamente en el colegio, es normal pensar que los demás niños que no van tan bien tienen un problema. Se tiende a pensar que es un problema aislado de esos niños o de sus familias pero no se considera un problema social que afecte a la comunidad educativa.

Para entender este problema mejor, podemos imaginar que el sistema educativo es como un embudo. El sistema pide a los alumnos pasar por este embudo que tiene mucha capacidad de entrada, pero un pequeño orificio de salida. El sistema contiene muchos estudiantes y no todos conseguirán pasar por el orificio, quedándose arremolinados en la parte superior los demás.

A los padres de los estudiantes que progresan bien, puede importarle poco o nada que otros estudiantes salgan adelante. A muchos de estos padres le costará creer que entre esos niños que se quedan atascados en el embudo, hay chicos con mucho potencial, que no son tontos, ni están destinados al fracaso. Estos chicos se merecen las mismas oportunidades que los demás, pero para que esto se produzca, hay que atenderlos correctamente.

Si somos conscientes de que al comprender y aceptar las diferencias de los demás, hace a los niños mas tolerantes.

Los estudiantes que no consiguen pasar por este embudo metafórico se les conoce como: Alumnos con Necesidades Educativas Especiales (ACNEE).

En esta definición se engloban los niños que tienen una dificultad específica del aprendizaje como es el caso del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), niños con Altas Capacidades Intelectuales y los que necesitan atención específica por sufrir un trastorno de conducta(Asperger, Dislexia, Autismo...) o discapacidad( visual, intelectual, auditiva, física, etc).

Las familias desconocen que los compañeros de sus hijos con Necesidades Educativas Especiales, salen del aula para ir a clase de Psicopedagogía Terapéutica (PT) o Audición y Lenguaje (AL). Con este desconocimiento, difícilmente las familias de los niños que si pasan por el embudo, pueden empatizar con estos niños.

La educación Inclusiva es la solución a este gran conjunto de casos especiales. La Educación Inclusiva, se define como un proceso orientado a responder la diversidad de los estudiantes.

Las metodologías usadas en la educación inclusiva favorecen el aprendizaje de todos los estudiantes sin necesidad de que los alumnos con necesidades especiales tengan que salir del aula para ser atendidos. Esto supone ofrecer una educación común, ajustada a las características de cada uno de los alumnos evitando que las clases sean segregadas.

Es cierto, que las familias de los niños con necesidades educativas especiales, se informan y se implican mas en la educación de sus hijos, así como a la necesidad de mejorar el sistema educativo innovando en este ámbito no solo con el uso de las Tecnologías de la Comunicación.

Por todo esto, es importante comprender y aceptar las diferencias de los demás para que nuestros hijos sean más abiertos, tolerantes y empáticos en el futuro. Puede que a los a los niños se les olviden los Polinomios o quién era Carlo Magno, pero el aprendizaje que obtendrán de la convivencia con otros niños con necesidades especiales, perdurarán por siempre en sus vidas.