info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

Contra el cierre de los Centros de Educación Especial

Contra el cierre de los Centros de Educación Especial


Yo me quedo pensando mientras Paco Bescós se monta en su coche y se marcha a cuidar de su hija Paulina, aquejada de parálisis cerebral. Hemos hablado largamente sobre ella. Sufrió asfixia en el parto. Qué será de Paulina, cuántas capacidades de niña neurotípica podrá recuperar, en qué grado quedará su discapacidad, ah, amigos, eso son misterios que ignoramos. Estimaciones. Hay señales optimistas.

Paulina mueve las piernas pero los brazos no responden como deberían. No hay precisión en las manos diminutas de la niña, que grita y ríe cuando su hermano pequeño se le sube a la espalda y finge que cabalga aunque Paulina no sabe cabalgar, ni sabe relinchar, ni sabe hablar. No sabe cómo será su vida y en esto estamos empatados. Hace dos años la tuve en brazos en el parque del Retiro. Es una criatura hermosa y perturbadora que todavía busca su crisálida mientras su hermano mellizo echa a correr.

Describen al Comité como un lobby político que sólo representa los intereses de una pequeña porción de los padres de discapacitados

Pero estos no son mis pensamientos cuando se marcha Paco Bescós. Pienso en el cierre de los Centros de Educación Especial que intenta llevar a cabo el Comité Español de Representación de Personas con Discapacidad (CERMI) y que ha puesto en pie de guerra a los padres de niños discapacitados como Bescós o el Mago More. El CERMI dice representarlos, pero ellos denuncian que esto no es así, ni de lejos.

Han montado una plataforma, “Inclusiva sí, Especial también”, y hablan de CERMI como un enemigo poderoso. Describen al Comité como un lobby político que sólo representa los intereses de una pequeña porción de los padres de discapacitados y que ha difamado ante la ONU a los profesionales que se desviven por dar la mejor educación y el mejor cuidado a sus hijos en unos centros que, si la Ley Celáa sale adelante, desaparecerán. Pero los padres de “Inclusiva sí, Especial también” defienden que no existe un solo camino para la inclusión y que el propuesto por CERMI es, de hecho, extremadamente peligroso para sus hijos.

Antecedentes: el Comité fue a la ONU y denunció a España. Llevaron un informe sesgado que acusaba a nuestro país de discriminar y segregar a los niños con discapacidad y que ponía los Centros de Educación Especial en la diana. La ONU envió a dos informadores a nuestro país para investigar el caso. No pisaron un solo Centro de Educación Espacial ni conocieron a nadie con una opinión distinta. Viajaron con miembros de CERMI y después elevaron a la ONU un informe que calcaba los argumentos de esta organización. El Comité había conseguido lo que se había propuesto: convertir en escándalo algo que no lo es en absoluto.

Link al artículo completo: https://blogs.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/tribuna/2019-02-28/contra-cierre-centros-educacion-especial_1854742/