info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

El mejor profesor del mundo: "Antes que una ingeniería, hay que aprender sobre empatía"

El mejor profesor del mundo: "Antes que una ingeniería, hay que aprender sobre empatía"


A finales de los 90, el ghanés Patrick Awuah llevaba ya ocho años trabajando en Microsoft. Fue uno de los ingenieros que desarrolló el software del Windows NT y se había hecho millonario. Tenía la familia perfecta, la casa perfecta y un futuro prometedor. Pero decidió dejar su cómoda existencia en Seattle (EEUU) y regresar a África.

«Recuerdo el momento exacto en el que le dije a mi jefe que lo dejaba todo y volvía a Ghana. Él me preguntó que qué podía ofrecerme para que me quedara y yo le respondí que mi sueño era montar una universidad en mi país natal. Entonces se encogió de hombros. No podemos competir con tu sueño, me dijo. Ahí pensé que no había vuelta atrás», cuenta Awuah en conversación con Papel, reconociendo lo mucho que le costó cambiar de vida.

Awuah recibió ayer el Premio WISE 2017 a la Educación, un galardón que reconoce la mejor práctica docente del mundo y que está dotado con medio millón de dólares. El chico que dejó Ghana en 1985 con apenas 50 dólares en el bolsillo y una beca completa para estudiar en Pensilvania recogió el reconocimiento en Qatar (Doha), durante la Cumbre Mundial de Educación, ante más de 2.000 asistentes de un centenar de países.

Awuah relata que, desde su posición privilegiada en EEUU, contemplaba con impotencia cómo el continente africano se hundía en un círculo vicioso de malas decisiones políticas, pobreza, conflictos y corrupción. Sólo el 5% de los jóvenes cursa estudios universitarios en Ghana y, aunque hay suficientes instituciones terciarias, la forma de enseñar a los estudiantes es demasiado memorística y rutinaria. Los profesores leen las mismas lecciones año tras año y los estudiantes se limitan a escribir lo que les cuentan sin plantearse si es cierto o no.

Por eso, cuando montó en 2002 la Universidad de Ashesi (que significa comenzar en akánico, una de las lenguas de Ghana), quiso que, por encima de todo, los alumnos «aprendieran a pensar por sí mismos» y se instruyeran en lo que él denomina «un liderazgo ético». El campus ofrece licenciaturas de cuatro años en Administración de Empresas e Informática y Sistemas de Gestión, pero con un proyecto educativo centrado en las Humanidades donde se fomenta el pensamiento crítico y se aprende a separar la información relevante de la irrelevante, a cuestionar lo establecido y a respetar las opiniones contrarias.

 

Puede leer el artículo completo en: https://www.elmundo.es/papel/lideres/2017/11/16/5a09a7fb22601dc2428b456f.html