info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

El teatro, asignatura que falta en el sistema educativo actual

El teatro, asignatura que falta en el sistema educativo actual


Autoconocimiento, juego, aprendizaje profundo, fomento del vínculo y la cohesión social… La introducción del teatro como una asignatura más en la escuela proporciona varios beneficios a los estudiantes. En Brasil, por ejemplo, ya se contempla como materia.

Con el teatro los niños pueden aprender tanto o más que haciendo matemáticas. Estas disciplinas son un completo instrumento para estimular el aprendizaje profundo y necesario para un eficiente desarrollo cognitivo y emocional.

Son muchos los expertos que afirman que el aprendizaje de esta disciplina aporta importantes competencias a los niños. De hecho, Hamburgo es el primer estado de Alemania que ha establecido con éxito el aprendizaje del teatro como asignatura obligatoria en la escuela.

Aprendizaje profundo

Integra cuerpo, emoción, mente y espíritu y  se articula mediante : Estimulación corporal sensorial,  Estimulación de la inteligencia emocional, Estimulación de facultades de las capacidades mentales y Estimulación de valores que nutren el espíritu.

Con la práctica teatral se busca el aprendizaje a partir del entrenamiento de las capacidades expresivas, de análisis y de escucha de los alumnos. La implantación de esta asignatura en nuestro sistema educativo fomentaría hábitos de conducta que potenciarían la tolerancia y cooperación entre compañeros. Con un buen ambiente de trabajo también se consigue un aumento de la autoestima y autoconfianza entre los estudiantes.

Inteligencias múltiples y motivación

Menos la Lógico-Matemática, potencia todas las demás inteligencias y cuenta con un repertorio de actividades vivenciales que estimulan cada una de ellas formando parte del entrenamiento diario de quien actúa. El teatro ofrece formas de aprendizaje para todo tipo de perfiles y, por eso, es muy motivador.

Es una asignatura total donde se trabajan muchos conocimientos. El teatro se tiene que considerar como un fenómeno educativo y no simplemente lúdico. El objetivo no es hacer la típica representación de final de curso, es la formación expresiva de los alumnos a través de juegos y ejercicios teatrales. La parte importante es el proceso, el camino a recorrer liderato por nuevos perfiles profesionales formatos en educación y arte dramático.

Un sistema educativo en el cual concurren muchas actividades artísticas (música, artes plásticas) pero que ignora la trascendencia del teatro, no puede funcionar. Expertos pedagogos, como Verónica García, aseguran que las herramientas del juego dramático se consideran instrumentos al servicio del aprendizaje. No fue por casualidad que el pueblo griego descubrió la Democracia al mismo tiempo que inventaba el teatro.

El teatro es el arte de la palabra y del diálogo, elementos claves de la convivencia, tan necesaria en el sistema educativo actual.