info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

Los bebes que juegan con su papa aprenden más rápido

Los bebes que juegan con su papa aprenden más rápido


El juego que el bebé desarrolla en sus primeras etapas es muy importante para complementar su crecimiento en el plano

El juego con los padres se trata de una gran fuente muy valiosa en los primeros meses de vida de nuestro bebe que puede ser desarrollada por medio del entorno o contacto con una persona.

¿Por qué ocurre esto?

Diversos estudios han demostrado que la interacción del padre al momento de jugar desarrolla un aprendizaje más rápido que por medio de una madre. Este tipo se basa en que una madre trata a su bebe con mucho màs cuidado que un padre en la gran mayoría de los casos.

El padre tiende a ser la parte divertida, que se enfoca en la interacción física del bebe, esto lo hace desarrollar la parte aventurera, dejando a un lado las responsabilidades para experimentar sensaciones. Con esto no se intenta decir que los padres no son responsables sino que, establecen una interacción que suele ser algo más arriesgada.

Debemos evitar ser tan cerrados en este tema, el juego de la madre también puede ser intrépido y original, pero suelen ser dentro de los límites de preocupación, por lo que hace que los juegos sean de menor esfuerzo físico y por ende menos entretenidos.

El bebé podrá cuestionarse las decisiones que llevará a cabo y desarollará de una manera más osada para cumplir los retos que el padre les asigne. Los juegos también ayudarán a agotar la energía del bebé mucho más rápido, ayudandole a conciliar el sueño mucho más rápido.

Uno de los factores de más importancia es el aprendizaje que obtienen mediante el ensayo y error. El bebé que no se encuentra bajo la protección de su madre tiende a arriesgarse más al momento de realizar una acción, por ello, mientras ejecuta la misma acción con confianza, puede desarrollar conocimientos y un aprendizaje de una forma más rápida.

Fuente: Mamás geniales