info@formacionalcala.es   (+34) 953 58 53 30 / Whatsapp: 670 96 62 81
  Descarga nuestra app   Hoja de matrícula

No hay guarderías para los niños sin vacunar, Holanda estudia medidas para frenar los contagios

No hay guarderías para los niños sin vacunar, Holanda estudia medidas para frenar los contagios


El país está preparando con un programa que permitirá que se prohíba el acceso de niños no vacunados a las escuelas infantiles para frenar la caída en las inmunizaciones


Holanda se encuentra a día de hoy estudiando la posibilidad de prohibir la entrada de niños que no estén vacunados a las guarderías y escuelas infantiles, con el objetivo de prevenir los contagios de enfermedades típicas en estos lugares.

Tres de los cuatro partidos que forman la coalición gubernamental están a favor de permitir esta prohibición para ralentizar la caída en las inmunizaciones, esto se sumaría al plan para reducir la caída de la cobertura de la vacunación entre las familias de holandeses.
“Como padre, tengo derecho a saber cuán seguro está mi hijo. Si tienes un niño pequeño yendo a una guardería, puede que no haya pasado aún todo el programa de vacunación”, opinó el diputado socialista Peter Kwint.

Agregó que “los padres deben estar al tanto de la situación, sea cual sea. Estamos a favor de un registro obligatorio y de darle a las organizaciones de cuidado infantil la posibilidad de rechazar a los niños que no han sido vacunados”.

La (OMS) exige que el 95% de la población de un país esté vacunada para garantizar la inmunidad grupal contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Según cifras oficiales, solo el 90,2% de los niños de 2 años se habían vacunado este año pasado y el porcentaje amenaza con caer por debajo del 90% en 2018.

Igualmente, los diputados del liberal VVD, del progresista D66 y de Llamada Democristiana (CDA) –tres de los cuatro partidos que forman la coalición gubernamental–, junto al Partido Socialista y a los socialdemócratas (PvdA) han proclamado su apoyo al proyecto de ley que vincula la aceptación en una guardería a la situación del crío, es decir, si ha recibido las vacunas mínimas exigidas o no.

A día de hoy, lo planteado está considerado un gesto de discriminación que las guarderías no acepten un niño basándose en las creencias o filosofía de vida de sus padres.

La Organización Mundial de la Salud, exige que el 95% de la población de un país esté vacunada para garantizar la inmunidad grupal contra el sarampión, las paperas y la rubéola.

El número de personas en Europa infectadas con sarampión aumentó de forma desmesurada este año. Solo en los primeros seis meses, más de 41.000 personas fueron diagnosticadas con el virus, de las cuales 37 perdieron la vida, según la Organización Mundial de la Salud.

De acuerdo con la (OMS), la principal causa general del aumento es la caída en el número de vacunas contra el virus.